Blogs Lalibre.be
Lalibre.be | Créer un Blog | Avertir le modérateur

14/04/2010

El caso GARZÓN

 


Una injusticia en España


baltasar-garzon.jpg

El magistrado investigador de España más conocido, Baltasar Garz, ahora está siendo procesado en una causa dirigida políticamente que podría terminar echándole del tribunal.


El juez Garzón está  acusado de ignorar una ley de amnistía de 1977 cuando decidió  investigar las desapariciones  de más de 100.000 personas durante la guerra civil de los 1930 y la década de la represión franquista que le siguió. Las acusaciones fueron presentadas por dos grupos de ultraderecha que temen una investigación abierta de la memoria de la era de Franco. Desafortunadamente, uno de los compañeros magistrados del Sr.  Garzón admitió la denuncia y esta semana presentó las acusaciones formales.

Como resultado, ahora será  apartado temporalmente de sus tareas pendientes en el juzgado. Si es condenado, podría ser apartado de la magistratura hasta por 20 años, poniendo fin en la práctica a una carrera dedicada a detener terroristas y dictadores, considerados responsables de sus crímenes. Esto agradaría a sus enemigos políticos, pero sería una auténtica farsa.

Los crímenes reales en esta causa son las desapariciones ,  no la investigación del Sr. Garzón. Si, como parece probable, éstos fueron crímenes contra la humanidad según el derecho internacional, la ley de 1977 no podría absolverlos legalmente. Los supuestos autores responsables están todos muertos, y el Sr. Garzón paró hace un tiempo la investigación, traspasando la jurisdicción a los tribunales locales españoles en las localidades donde las víctimas fueron enterradas.

El Sr. Garzón es un valiente y controvertido juez instructor que se ha granjeado muchos enemigos a lo largo de los años. Ha llevado causas contra el terrorismo vasco (1) y Al Qaeda, contra poderosos policías españoles, contra dictadores de Latino América y contra matones de la mafia rusa.

Causas de alto perfil, como el intento de procesar al antiguo dictador chileno Augusto Pinochet, recurren a él, y a veces se extralimita. Pero su constante objetivo ha sido negar la impunidad al poderoso y desarrollar el alcance de la ley internacional  de los derechos humanos.

Al  Sr. Garzón  debería permitírsele la reanudación de este trabajo en una  fecha lo antes posible. España necesita unas cuentas honestas de su conflictivo pasado, no el procesamiento de aquellos que tienen el valor de exigirlas.


(y su entorno ideológico, todo hay que decirlo, ¿o no? -nota del editor)

Editorial del NEW YORK TIMES, publicada el 08 de Abril 2010

Traducción de Jesús García

Les commentaires sont fermés.