Blogs Lalibre.be
Lalibre.be | Créer un Blog | Avertir le modérateur

12/01/2009

Contexto histórico y político del Conflicto Judío Palestino.

 

 

Contexto histórico y político del Conflicto Judío Palestino.

Por Sergio Mauricio Escorihuela.

 

Sin querer justificar los presuntos ataques desde la franja de Gaza, territorio Palestino, por parte del grupo Hamas hacia Israel podemos entender el grado de frustración de los árabes palestinos al ver como se fragmentaba su territorio a raíz de una resolución de las Naciones Unidas donde prácticamente incrustaba a los Judíos en territorio Palestino.

El estado de Israel (Medinat-Yisrael) inició su existencia en 1948, a los pocos meses de que la Asamblea General de las Naciones Unidas hubiera optado por la partición como única solución posible a las rivalidades árabe-judías en Palestina. Su creación fue el momento culminante de más de sesenta años de agitación sionista. Desde sus mismos inicios Israel ha sido un país sitiado, en lucha por su existencia en cuatro guerras contra los países árabes vecinos. Palestina, una gran parte del imperio otomano, quedó bajo control británico durante la primera guerra mundial y desde 1923 bajo la administración de Gran Bretaña por mandato de la Liga de Naciones. Los británicos ya habían prometido su ayuda a los judíos para el establecimiento de un hogar nacional en Palestina en la Declaración de Balfour (1917), con tal de que fueran respetados los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías allí existentes. En los tiempos del mandato, en Palestina había sólo 80.000 judíos; pero Gran Bretaña hizo honor a su promesa y fomentó la inmigración de tal manera que, hacia 1939, la población judía casi alcanzaba ya el medio millón. El resentimiento de los árabes ante la creciente inmigración judía se había puesto ya de manifiesto en una clara rebelión, hasta el punto en que los británicos se vieron obligados a poner límites a una ulterior entrada de judíos. Tras la segunda guerra mundial, y en plena actividad terrorista judía y árabe, la situación se deterioró rápidamente y los británicos se vieron obligados a entregar su mandato.

En 1922 los mandatarios británicos autorizaron la creación de la Agencia Nacional Judía, que desde ese momento pasó a ser el embrión de un verdadero Estado. En tales condiciones, el flujo inmigratorio fue in crescendo, para trastocarse en una auténtica invasión una vez terminada la Guerra Mundial en 1945. Todo ello al amparo de las organizaciones pro-Estado de Israel, que organizaron, además fuertes movimientos terroristas -siendo los más importantes Hagana, Stern y el Irgun Zvai Leumi, para acabar con las dubitaciones del protectorado de los británicos.

El plan de las Naciones Unidas para el año 1947 contemplaba la división de Palestina en dos países independientes y la conversión de Jerusalén en ciudad internacional, fue aceptado por los judíos palestinos y rechazado por los árabes. Gran Bretaña había fijado el 15 de mayo de 1948 como fecha de entrega de su mandato, pero el 14 de mayo se proclamó el Estado de Israel. Los países árabes vecinos invadieron inmediatamente Palestina. Cuando finalizó la batalla, con un armisticio en abril de 1949, los israelíes habían ganado para su nuevo estado una extensión mucho mayor de la que habían propuesto las Naciones Unidas. A partir de entonces y hasta 1967, las fronteras de facto de Israel se ampliaron en 5.000 kilómetros cuadrados adicionales y estas fueron las líneas de demarcación señaladas por el armisticio.

Por otra parte el origen de Palestina tuvo lugar entre el 3000 y el 2500 a.C. cuando el asentamiento de los cananeos junto a los filisteos fundan un pueblo en la tierra que se conoció como Canaán, y que luego se llamaría Palestina. Los jebuseos, una de las tribus cananeas, levantaron allí un poblado al que llamaron Urusalim, (Jerusalén), «ciudad de la paz».

Hacia el año 2000 a.C. (entre 500 y 1000 años después) pasó por Palestina otro pueblo semita nómade, los hebreos, conducido por Abraham. Siete siglos más tarde, volvieron, procedentes de Egipto, doce tribus hebreas al mando de Moisés. Se trabaron violentos combates por la posesión de la tierra.

Muchos siglos después de tantas guerras e invasiones sufridas por los palestinos, estos cayeron bajo el dominio del Imperio Otomano para el año 1516 al conquistar Jerusalén y mantuvo allí su hegemonía hasta el fin de la Primera Guerra Mundial.

A partir de 1878 comenzaron a establecerse los primeros asentamientos de judíos en Palestina, impulsados por el movimiento sionista. Alrededor de 25 mil inmigrantes entraron ilegalmente desde el este de Europa. El barón francés de origen judío Edmond Rotschild apoyaba económicamente las actividades sionistas. En 1895 el total de la población de Palestina ascendía a 500 mil personas: 453 mil eran árabes palestinos y ocupaban 95% de la tierra; 47 mil eran judíos y eran dueños del 5% de la tierra.

 

Hoy el sionista y mal nacido estado de ultra derecha Israelí asesina mujeres y niños en la franja de Gaza tratando de hacer con los palestinos lo que los nazis no pudieron hacer con ellos; claro, siempre bajo el ala protectora del águila calva del tío Sam. Esa complicidad macabra los americanos del norte la llaman ALIADOS. Pero la responsabilidad de la buena pro para el nacimiento del estado Israelí recae sobre unos pocos, específicamente LAS NACIONES UNIDAS en lo que a mi entender ha sido el error diplomático más estruendoso de los últimos 100 años. Hoy en día es absurdo pensar que cualquier nación del mundo permitirá ser despojado de su territorio o por lo menos parte de él para dar nacimiento a otro estado que probablemente será su enemigo. Y todo porque a un grupúsculo de cientos de personas llamados representantes de los países del mundo se les ocurre la brillante idea.

“Es lógico entonces comprender lo que aspiran los palestinos. QUE LOS JUDÍOS SE VAYAN Y LAS TIERRAS RETORNEN A SUS LEGÍTIMOS DUEÑOS!!!”. Pero es bien sabido por todos que ellos, los palestinos, carecen de las armas para hacer retroceder a sus enemigos naturales y recurren a lo que tienen a la mano en defensa de su dignidad.

Como venezolano y profundo amante de la paz no estoy de acuerdo con ninguna expresión de violencia venga de donde venga pero también es un error ver a Hamas y al Hezbolá como terroristas, pues son grupos políticos de resistencia cuyos propósitos se resumen a la instauración de un estado Palestino y este sea respetado y reconocido por la comunidad mundial y por sus más odiados vecinos invasores.

El estado de guerra en Gaza ha estado precedido por:

-el no reconocimiento del triunfo electoral de Hamas en las elecciones de 2006 con observadores internacionales

-por el bloqueo israelí.

-el aislamiento impuesto por la Comunidad Internacional a la Franja.

-por las incursiones continuas del ejército israelí .

-por el lanzamiento interrumpido de cohetes por parte de HAMAS en la zona sur de Israel.

Hasta este jueves, 8 de enero de 2009, 758 palestinos murieron en los bombardeos israelíes en Gaza desde que el pasado 27 de diciembre empezó la ofensiva Plomo fundido, y que un 42 por ciento de ellos son niños (257) y mujeres (60).

El número de menores muertos se incrementó en un 250 por ciento desde el comienzo de la invasión por tierra.

En relación con este tema Venezuela, en histórico acto de Valentía e indignación expulsó al embajador israelí declarándolo persona no grata, pues representa los intereses de un estado genocida que siempre será maldito por la historia. Con respecto a esto el estado israelí replicó el miércoles que contempla expulsar a los diplomáticos venezolanos destacados en Tel Aviv.

El grupo Hamas agradeció el miércoles, por medio de un comunicado, la decisión venezolana que consideró como un "valiente paso", y recriminó a otros países árabes por mantener relaciones con Israel.

Hoy Israel prosigue bombardeos contra Gaza sin importarle la resolución de la ONU. “Pese a que la votación contó con la aprobación de 14 de los 15 miembros del Consejo de Seguridad (Estados Unidos se abstuvo), la canciller israelí Tzipi Livni, sostuvo que se continuará con los bombardeos, teniendo en cuenta la seguridad de sus ciudadanos”. Esta postura obstinada y genocida de un estado que no consigue verdadera ubicación en este planeta es un reto y/o desafío a la humanidad entera emulando la actitud de su protector y mentor occidental (invasión a Irak) al irrespetar y pasar por encima de estas resoluciones.

Entonces me pregunto, será acaso que las Naciones Unidas es una institución de papel donde se mal gasta el tiempo y dinero de los estados miembros? Vale la pena tener una institución internacional que no puede aplicar sanciones severas a los estados que la conforman por violación de sus disposiciones?. Mientras la ONU no tenga suficiente voluntad e independencia política, muchos ciudadanos del mundo tendremos serias dudas sobre su eficacia.

 

 

 

 

 

 

 

Les commentaires sont fermés.